Las adquisiciones españolas de cereales desde fuera de la Unión Europea se mantienen a niveles de 2018/19, pero muy por debajo – más de 1 millón de toneladas – de la campaña pasada.
Todas estas toneladas entran en nuestro país a través de las instalaciones de nuestros socios.